A la coreana que labura en mi local de ropa de Once le rompí tanto la conchita que no paró de gemir como una cerda.

5:15 | Categorías: Babosas
Descripción

La coreana puta que labura en mi local de ropa es una pendeja atrevida a la que le tengo ganas desde el primer día en que entró a trabajar en el negocio. La piba es la hija de un amigo y es por eso que me vine frenando pero esta vuelta le tenía tantas ganas de caerle que no pude evitar cogérmela de una. La putita, lejos de oponerse, parece que también quería que me la empomara porque al toque me acompañó hasta mi departamento donde por fin me la volteé. Lo que más me gustó de la zorrita, además de tener un cuerpito tallado a mano, fueron los gemidos de cerca en celo que pegó la muy puta con cada pijazo que le iba metiendo hasta el fondo de la argollita.