Así le lubriqué la argolla a mi tía antes de cogérmela

3 min | Categorías: Maduras , Teatro Porno
Descripción

La conchuda de mi tía una vez más terminó en pedo en plena cena familiar. Con el pretexto de que está triste porque se separó del marido hace unos meses, no para de hacer cagada tras cagada. Esta vez terminó sobre mi cama, descansando después de tomarse hasta el agua de los floreros. Yo que quería dormir un rato, me vi que tenía una inquilina en mi cuarto. Decidí que era hora de darle una alegría a la conchuda de mi tía para que dejara de romperme las pelotas. Le empecé a colar mis dedos por su concha mientras ella seguía dormida y no paré hasta que la argolla se le puso bien mojada, lista para que fuera metiéndole de a poco la poronga por esa cajeta floja que tiene la muy puta.