Esta mucama hace mucho pedía ser garchada así con fuerza

5 min | Categorías: Cerdas , Muy zorras
Descripción

Me quedé a pasar unos días en un hotel de Mar del Plata y la conchuda de la mucama de la habitación logró calentarme bien la pija cuando se agachó a juntar un papel que estaba en el piso y logré verle la tanga guerrera que tenía puesta. Al toque de ver eso cerré bien la puerta del cuarto y ahí nomás la tiré sobre la cama para sacarme las ganas terribles que tenía de ponerla con cualquier perra alzada, en especial con alguna que se me regalada tan fácil como ésta. Tanto empezó a gritar la guacha que le tuve que doblar el brazo para que se callara la boca y empezara a disfrutar de los pijazos que metía.