Garchando con la amiga de mi esposa en casa

9 min | Categorías: Maduras
Descripción

Hace tiempo que esta guacha calentona anda buscándome cada vez que me ve. Está tan zarpada en caliente que no le importa si mi jermu se da cuenta de que me tiene ganas. Esta vez me la terminé cogiendo por fin, después de varios encuentros frustrados. Aproveché que mi jermu la había invitado a cenar y, cuando mi señora se puso a cocinar, llevé a la atorranta de la amiga hasta nuestra habitación, la tiré sobre la cama donde duermo con mi jermu y ahí nomás la puse en cuatro y con las gambas bien abiertas. Le corrí la tanga para un costado y me terminé garchando a la muy conchuda como loco para sacarme las ganas que le tengo desde hace rato a la putona calentona sin códigos.