La conchuda puta de mi jermu por fin me entregó el orto para que se lo dejara bien roto y todo dilatado de tanto que me lo cogí.

7:59 149 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…
Descripción

Me costó bastante pero por fin la puta de mi jermu me habilitó el orto después de mucho pedírselo. La muy zorra lo tenía guardado bajo siete llaves pero esta vez aflojó así que de sólo pensar en lo que estaba por pasar se me puso bien dura la poronga, lista para ser enterrada en ese culo redondo y goloso que tiene mi jermu. Me hizo una previa muy buena chupándome la pija como una experta pero al toque me la saqué de encima y fui por lo que me importaba que era ese orto. Le pegué dos escupidas y no me aguanté más. Le enterré bien hasta el fondo la chota y mi jermu empezó a gritar del dolor y del placer al mismo tiempo. Le pegué tantos sacudones que le terminé dejando el culo hecho una flor de tan abierto que le quedó.