La novia de mi hijo me calienta tanto la poronga que no me queda otra que cogerme a la pendeja puta y sacarme bien las ganas.
⇓ DESCARGAR VIDEO
237 views
| REPORTAR
La novia de mi hijo me calienta tanto la poronga que no me queda otra que cogerme a la pendeja puta y sacarme bien las ganas.

Mi pibe está saliendo con esta puta barata que se la da de mosquita muerta y bien que es una flor de yegua en celo. La muy conchuda cada vez que puede me tira palo tras palo y yo no soy de fierro, viejo. Un día cayó en mi casa buscando a mi hijo y como él no estaba le ofrecí pasar y esperar a que llegara. La muy zorrita aceptó y cuando entró, lo primero que hizo fue decirme que hacía tiempo que yo la venía calentando más que el propio novio. Se empezó a sacar la ropa en pleno living de mi casa y a pedir por favor que me la cogiera de una vez. Cuando vi lo buena que estaba la pendeja puta, se me paró tanto la pija que no me quedó otra que garchármela bien duro. Como mi hijo estaba a punto de volver, obligué a esta conchuda trola a que se tragara toda mi leche para no dejar rastros de lo que había pasado ahí.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed