La perra culona se merece mi leche por su esmerada atención

2 min | Categorías: Beeg , Jovencitas
Descripción

Fui a comer unos buenos churros para merendar después de hacer playa todo el día y me encontré con esta puta que resultó ser la camarera del lugar. La mina estaba tan regalada que al toque me la chamuyé y la pasé a buscar a la salida del laburo, listo para llevarla hasta un telo de la zona. Cuando llegamos, la atorranta me entregó el orto de una y yo cuando vi a esa zorra en cuatro, con las gambas bien abiertas y lista para que me la empomara hasta el fondo del hoyo, enseguida me tiré de cabeza sobre ese culito y le di murra hasta más no poder y hasta dejarle ese orto lleno de leche tibia, como tanto había buscado la guacha.