La putita de mi prima es una pendeja petera zarpada que no paró de comerse la pija de este yanqui hasta tragarse toda la leche.

2:06 126 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Descripción

La puta de mi prima fue a un boliche en Palermo es ahí donde conoció a este flaco yanqui, con el que enseguida terminaron en la habitación del hotel donde el tipo se estaba hospedando. La pendeja zarpada estaba tan caliente que no le importó que el chabón tuviera una tararira de pija, y empezó a chuparle la poronga como toda una hembrita en celo. Tan bien se comió la verga del yanqui, que hasta se la pudo meter casi toda en la jeta y sin tener una sola puta arcada. La atorranta estaba tan alzada que no paró de hacerle la tirada de goma monumental hasta que el tipo le llenó toda la boca con su leche importada del norte.