La zorra de mi hermanita me calienta tanto la poronga que me la termino cogiendo a la pendeja mientras nuestros viejos no están en casa.

15:41 167 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 2,50 de 5)
Cargando…
Descripción

La zorrita de mi hermana creció y anda con las hormonas a flor de piel todo el tiempo, tanto es así que la pendeja zarpada está tan caliente todo el día que no le importa la pija que caliente, ella está dispuesta a ser garchada por todos, incluso por mí que soy el hermano. Un día aproveché que mis viejos habían salido de casa para entrar al cuarto de la conchudita. Cuando la vi despatarrada sobre su cama, en bolas, enseguida me tiré sobre ella y le metí bien profunda la pija por esa conchita húmeda y apretada que tiene la muy zorra. La trola de mi hermanita se abrió bien de gambas para que me la cogiera lo más fuerte posible mientras me pedía que le rompiera bien la argolla y después siguiera con su culito goloso.