Le enterré la poronga hasta el fondo de la concha pelada a mi empleada doméstica y se la llené bien de leche.

7:09 207 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…
Descripción

La atorranta de mi empleada doméstica es una yegua calentona y bastante retobada. La conchuda no para de llegar tarde a mi casa todas las putas mañanas y eso hace que me demore en llegar a mi trabajo porque tengo que abrirle la puerta. Me cansé de pedirle de buenas formas que se pusiera media pila e hiciera lo que corresponde y llegara a tiempo. Es por eso que esta vuelta las cosas fueron distintas. Cuando la zorra llegó una vez más tarde a mi casa, esperé a que fuera hasta la habitación de mi hijos, y ahí nomás la sorprendí por atrás y la tiré sobre la cama. Mientras me la cogía bien fuerte y la mina oponía resistencia, le decía que después de esa vez, no iba a llegar tarde nunca más.

  • lol cuanto pornoooooo
    quein es esa la violre
  • lol cuanto pornoooooo
    quiero masssssssssssssssssssss