Llegué del laburo y la putona de mi jermu me recibió con las gambas bien abiertas como tanto me gusta a mí.

10:37 157 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Descripción

La verdad es que después de un día de mierda en el laburo, llegar a mi casa y encontrar a mi jermu tan caliente y lista para coger, es una de las mejores cosas que me pasó en la vida. La putona parece que estuvo pensando todo el día en tener mi pija bien metida en el fondo de la concha y es así como, ni bien puse un pie adentro de la casa al llegar del trabajo, la yegua alzada se me tiró encima y me llevó derecho a la habitación. Estaba tan caliente mi jermu que no me dio tiempo de nada. En menos de un segundo se puso en bolas y enseguida se montó sobre mi poronga. De lo excitada que estaba la verga se resbaló al toque adentro de esa hermosa concha rosada que tiene y ahí sí que nos matamos en la cama.