Terminé de dar la clase de gimnasia localizada y una de mis alumnas se quedó con las ganas de entrenar ese orto goloso que tiene.

6:23 | Categorías: Beeg , Sexo Anal
Descripción

Había terminado de dar la clase de localizada en el gym donde laburo y una de mis alumnas se quedó luego de que todas las otras se fueron, con la excusa de hablar sobre su rendimiento. La realidad es que la puta me terminó confesando que me tenía ganas desde hacía rato y que durante la clase no podía parar de mirarme el bulto y de imaginar lo que sería sentir mi pija entre sus piernas de una buena vez. Vi tan alzada a la zorra que al toque le di lo que tanto quería y me la terminé garchando ahí nomás en el gym, mientras su amiga nos miraba desde la otra punta del salón. La atorranta estaba tan mojada que la poronga se me resbalaba con cada sacudida que le daba a la hembra en celo.