Me volteé por fin a la hija de mi patrón y le enseñé a la pendeja putita cómo se chupa una poronga para que se ponga bien dura.
⇓ DESCARGAR VIDEO
289 views
| REPORTAR
Me volteé por fin a la hija de mi patrón y le enseñé a la pendeja putita cómo se chupa una poronga para que se ponga bien dura.

Esta pendeja zorrita hace rato que me viene dando vueltas por la cabeza. Es una putita atrevida que cada vez que puede y está de vacaciones, aprovecha para ir a la fábrica donde laburo a visitar al padre, que es el dueño. Esta vuelta por fin se me dio cuando el viejo me pidió que la llevara de vuelta hasta la casa. Al llegar y ver que no había nadie, enseguida terminé en el cuarto de la trolita, enseñándole cómo se chupa una pija para que se ponga bien dura. La putita aprendió enseguida y así fue que me hizo la mejor tirad de goma de toda mi vida. Tan caliente me quedé con esa lengua, que no me quedó otra más que voltearme a la pendeja y terminar por inaugurar esa conchita bien apretada.

Ver comentarios

Comentarios

  • Jaajajajjdjdkslañañsn says:

    ??

  • The comments are closed