Mi jefa me tiene las bolas al plato de tantas órdenes así que le pego terrible cogida a ver si se calma la muy puta.
⇓ DESCARGAR VIDEO
303 views
| REPORTAR
Mi jefa me tiene las bolas al plato de tantas órdenes así que le pego terrible cogida a ver si se calma la muy puta.

Mi jefa hace unos meses que se separó del marido y desde ese momento se ha vuelto una conchuda infumable en la oficina. La muy perra no para de dar órdenes y tratarnos mal a todos los empleados. En la oficina se corre el rumor de que en realidad esta forra lo que necesita es una buena sacudida para bajar los humos y, claramente yo estoy dispuesto a sacrificarme por el equipo de laburo. La llevé hasta la casa a la salida del trabajo y le pedí pasar para ir al baño. Cuando entré al caserón de esta zorra, enseguida le dije de ir para la habitación y la zorra necesitada agarró viaje. Me la cogí bien duro para que se le pasara lo de yegua y se calmara un poco. La dejé bien sedada y de yapa, bien llena de leche como la muy turra se merece.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed