Mi novia me quiso reemplazar por un dildo pero lo reconsideró

12 min | Categorías: Jovencitas , Teatro Porno
Descripción

Cuando descubrí que la conchuda de mi novia tenía un consolador encanutado en su mesita de luz, no sabía bien si calentarme para mal o cogerme a la guacha atorranta. Opté por lo segundo y la llamé al toque hasta la habitación, donde enseguida la puse en cuatro sobre la cama y con las gambas bien abiertas. Primero le metí de una y sin ninguna previa el consolador por la argolla hasta que sentí que hacía tope en la concha y después fui por lo que realmente me interesaba, que era ese culo glorioso y goloso que tiene la atrevida. Le di tantos pijazos por el ojete mientras que ese plástico estaba enterrado en la cajeta, que la zorra no paró gemir como una hembra en celo.