Mi tía logró su objetivo de deslecharme la poronga entera

1 min 12 sec | Categorías: Cerdas , Maduras
Descripción

La puta de mi tía se me venía regalando hacía un tiempo por lo que un buen día decidí que ya era hora de darle una alegría a la veterana puta. La invité a tomar unos mates a mi casa pero al segundo mate, claramente la atorranta no aguantó más las ganas y terminó agarrando viaje cuando le dije de encarar para el cuarto. Se puso sobre la cama en bolas y se abrió de gambas a más no poder, lista para que le metiera la pija por esa concha toda mojada y resbalosa. Me la cogí tan duro que mi poronga le llegó hasta el fondo de la cajeta, cosa que hizo que la tía pegara un salto de la cama. Ese par de gomas gigantes que tiene la putona me sirvieron luego para descargar toda mi leche sobre ellas y dejar bien satisfecha a la tía preferida.