Por unos mangos la turra se vio rodeada de pijas salvajes

23 min | Categorías: Cerdas , Jovencitas
Descripción

Con los pibes del barrio salimos a dar unos vueltas por Palermo y nos encontramos con la zona roja entre los bosques. Tanto nos calentó ver a esas putas casi en bolas, listas para que cualquiera le tire unos pesos por un rato de acción que al toque nos acercamos con el auto a una de ellas que fue tan gauchita de hacernos un precio especial por los cuatro. La flaca estaba dispuesta a que nos la garcháramos entre todos a la vez y eso exactamente fue lo que hicimos cuando llegamos al departamento de uno de mis amigos. La mina es una zorra con una concha muy acostumbrada a ser rota sistemáticamente así que cuando nos pusimos a emponarnos a la trola, la flaca ni se mosqueó.