Tan viciosa es la madre de nuestro amigo que nos la cogimos entre los pibes y ella chocha abriéndose de gambas.

3:14 171 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

La madre de uno de nuestros amigos es una alta trola que se separó hace dos minutos y desde ese momento que no para de darle a la matraca con cualquiera que se le atraviese por el camino, sobre todo si se trata de pendejos como nosotros, que podemos cogérnosla con toda la fuerza para que ella sienta bien cómo se le va dilatando la concha con cada pijazo. Es así que, unos de mis amigos y yo nos la garchamos aprovechando que sabíamos que se iba a quedar sola en su casa, y nos dimos el gusto de movernos al mismo tiempo a una zorra bien en celo como ésta, que no paró de gemir mientras nos la empomábamos.